Seguros médicos privados: ¿qué necesito saber?

¿Has pensado alguna vez que las listas de espera de la Seguridad Social son demasiado largas? ¿Has pensado alguna vez en contratar un seguro médico privado? ¿Quieres entender las diferencias entre los diferentes tipos de seguros médicos privados (carencias, copagos, precios, etc.)? ¿Te interesa conocer otras alternativas al seguro para acceder a la sanidad de forma rápida?

Teniendo en cuenta las elevadas listas de espera de la seguridad social para las consultas con algunos especialistas y para determinadas pruebas diagnósticas, disponer de una alternativa para poder acceder a la sanidad privada en caso de necesidad se está convirtiendo en una solución para muchas familias.

Si necesitamos acudir a la Sanidad privada tenemos 3 alternativas:

  1. Acudir directamente a una clínica y pagar directamente en el mostrador un precio ciertamente elevado.
  2. Contratar un seguro privado de salud y pagar un precio todos los meses.
  3. Acudir a través de una plataforma que llega a acuerdos con clínicas para ofrecer sus servicios médicos a precios más económicos.

Si estás pensando en contratar un seguro médico privado para ti o para tu familia, o estás comparando entre varias posibilidades, dedica tan sólo 10 minutos a leerte este post donde te contaremos todos los secretos de las grandes compañías aseguradoras.

 

Lo primero de todo, ¿existen alternativas a los seguros médicos privados si queremos acudir a la Sanidad Privada?

Por suerte si existe alguna iniciativa interesante.

Hace unos meses conocimos MediCheck y es un ejemplo de ello, en su página web dice textualmente: “somos la alternativa al seguro para acceder a la sanidad privada pagando sólo cuando se necesita”.

Seguros médicos

Hemos investigado un poco.

Te ofrecen una Tarjeta de Salud gratuita de por vida (pagas sólo un alta), con la que puedes acceder a todo tipo de servicios médicos, con la diferencia con respecto al seguro, de que sólo pagas un precio por lo que necesitas, es decir, no te cobran cuotas fijas.

El sistema es muy sencillo, cada vez que tengas que acudir al médico, hacerte una prueba o necesites algún tratamiento, simplemente tienes que comprar el servicio médico al precio que aparece en su web y acudir a la clínica con tu Tarjeta MediCheck. El servicio que hayas pagado se te cargará automáticamente en tu tarjeta y al llegar a la clínica no tendrás que pagar nada más.

La verdad es que es una iniciativa que nos gusta bastante, son las clínicas y los médicos los que ofrecen directamente en MediCheck todos sus servicios. Al hacerlo sin intermediarios, las clínicas ofrecen unos precios realmente buenos (inferiores respecto a las tarifas oficiales), de manera que te facilitan el acceso a la sanidad privada, y así puedes acudir a todo tipo de especialistas evitando las listas de espera y las cuotas fijas mensuales.

Interesante, ¿verdad?

Te animamos a que solicites la Tarjeta de Salud porque tiene un precio muy asequible, no tiene cuotas fijas y te da acceso a un cuadro médico interesante. Aquí puedes ver su Tarjeta:

tarjeta-salud-gratuita-medicheck

Para solicitarla puedes hacerlo desde su WEB.

 

Ahora hablemos de los seguros médicos tradicionales, ¿cómo funcionan?

Un seguro médico funciona de tal manera que pagas una cuota fija todos los meses y cuando necesitas acudir al médico, el seguro corre con los gastos.

Hasta aquí todo está claro, ¿verdad? Vamos con los precios…

¿Cuánto te cuesta un seguro médico privado?

A pesar de que cada día vemos más ofertas de seguros médicos privados a precios muy competitivos a través de los distintos comparadores que han aparecido, suele ocurrir como cuando compramos un vuelo por internet o alquilamos un coche, el precio final por el que pagamos nunca es exactamente el que vemos en la publicidad.

Un seguro médico cuesta de media 969€ al año, unos 80€ cada mes, aunque el precio final dependerá de muchos factores.

¿Qué factores afectan al precio de los seguros médicos privados?

  • Copago: Cuanto mayor sea el copago cada vez que acudes al médico, menor será tu cuota mensual (Luego te explicamos en qué consiste el “copago”).
  • Edad: Cuanto más joven eres menos riesgo tienes de ponerte enfermo y menos te cobran por tu póliza de seguro. Según vayas cumpliendo años, te irán aumentando la cuota que tienes que pagar cada mes.
  • Estar sano: Si no sufres ninguna enfermedad crónica, que pueda suponer un coste para el seguro, menos te cobrarán.
  • Menos coberturas: Cuantas menos coberturas tengas menos precio pagarás por tu seguro. Puedes contratar un seguro por un precio más barato pero probablemente no te cubrirá la salud dental, la hospitalización, determinadas operaciones o determinadas pruebas.
  • Convenio con tu empresa: Si tu empresa tiene un convenio con alguna aseguradora, seguramente haya conseguido algún precio con descuento del que puedes beneficiarte.

 

¿Entonces contrato un seguro médico o voy al médico a través de una alternativa como MediCheck?

Esto es una decisión personal que dependerá de cada situación y sobretodo del número de veces que acudimos cada año al médico. Veámoslo con los ejemplos de Aurora y Marta, dos chicas de 35 años que acuden de media 4 veces al año al especialista, y una de estas veces es para hacerse una revisión ginecológica completa:

  • Primer caso: Aurora tiene un seguro médico que le cuesta 60€ al mes. Veamos, 60€ x 12 meses= 720€ al año.

Coste: Aurora con su seguro médico está pagando cada año 720€ por estas 4 consultas.

  • Segundo caso: Marta no tiene seguro médico pero tiene MediCheck, anualmente tiene que pagar 0€, ya que sólo paga por lo que utiliza. En MediCheck una consulta con un especialista cuesta unos 35€, y una revisión ginecológica 69€. Veamos cuanto paga Marta: 35€ x 3 consultas + 69€ de la revisión ginecológica completa= 174€.

Coste: Marta con MediCheck habrá pagado 174€ por estas 4 consultas.

CONCLUSIÓN:

Marta se ha ahorrado con MediCheck 546€ con respecto a lo que Aurora se ha gastado de más con su seguro. En ambos casos, ambas han ido a los mismos médicos sin tener que sufrir una lista de espera, pero la diferencia es que Marta sólo ha pagado por los servicios que ha utilizado y Aurora tiene que pagar una cuota fija tanto si acude al médico como si no. Sin embargo, si en lugar de acudir 4 veces al médico al año, acudieran al menos 21 veces, la opción del seguro sería más económica. Si no acudes tanto al médico el seguro te sale mucho más caro tal y como vemos en la siguiente tabla:

 

Seguros médicos tabla comparativa

Pero en realidad, ¿en qué se diferencia exactamente Medicheck de un seguro médico tradicional? Veamos la siguiente tabla comparativa:

 

medicheck seguros medicos comparacion

Como vemos, Medicheck es una alternativa interesante o un complemento al seguro porque ofrece la misma sanidad pero con la diferencia de que no existen cuotas fijas y sólo pagas por los servicios que utilizas.

 

¿Cuáles son las razones por las que mucha gente NO contrata seguros médicos privados?

En España hay 39 millones de personas que no tienen un seguro médico privado, ¿por qué?

  • Por el precio: hay muchas personas que prefieren no tener que pagar 80€ de media todos los meses por un seguro médico privado. Ten en cuenta que si sois 4 en la familia, el precio se va a multiplicar.
  • Por la Seguridad Social: Si viviéramos en EE.UU, todos tendríamos un seguro médico por si nos ocurre algo de gravedad poder estar cubiertos. Sin embargo en España, donde la sanidad es pública, gratuita y universal, la seguridad adicional que nos aporta un seguro médico es muy poca, ya que todos estamos cubiertos por el sistema público de salud en caso de sufrir algún problema médico grave, y lo que nos aporta un seguro médico si vivimos en España es más un tema de comodidad y rapidez a la hora de acudir a un especialista médico o hacernos alguna prueba.
  • Por tener una enfermedad crónica: Si sufres una diabetes, asma o alguna otra enfermedad crónica, al seguro no le vas a interesar. En este caso o te suben mucho la cuota mensual de la póliza o directamente te dicen que no te van a cubrir todo lo relacionado y derivado de tu enfermedad. Si estás en esta situación, probablemente no tendrás opción de asegurarte y tendrás que conformarte con la sanidad pública.
  • Por tener una cierta edad: Las personas mayores son un colectivo que consume muchos recursos de salud, y que por lo tanto no es interesante para un seguro médico. Si eres una persona mayor la aseguradora no querrá darte una cobertura, y en caso de que sí, te ofrecerán una cobertura tan cara que seguramente te resultará inaccesible.

¡Importante! Tienes que si saber que si tienes un seguro de salud, según vayas cumpliendo años, te irán aumentando la cuota que tienes que pagar cada mes.

Hago un paréntesis para contaros una historia real que le ocurrió a los abuelos de mi amiga Raquel:

Mis abuelos siempre vienen a pasar una larga temporada a Madrid todos los años. Como en mi casa tenemos seguro médico, mi madre pensó que sería buena idea que ellos también se hicieran uno, pues tenemos un hospital privado al lado de casa y sería mucho más cómodo para ellos y para nosotros si algún día tuvieran que ingresarlos. Mi madre consultó con nuestro seguro, y le hicieron un buen interrogatorio sobre mis abuelos. Entre las preguntas que le hicieron, se encontraba la de ¿sufren alguna enfermedad? Mi abuelo tiene hipertensión, y mi abuela artrosis, pero salvo eso son personas saludables en general. Pues bien, la respuesta que le dieron a mi madre fue “pueden asegurarse, la cuota le saldrá a un precio de 120€ cada uno, pero no les cubriremos ni la hipertensión ni la artrosis, ni cualquier problema derivado de dichas enfermedades”. La respuesta de mi madre fue “No nos interesa”. Entendimos que el seguro sólo quería adquirir más asegurados pero no estaba dispuesto a facilitarles a mis abuelos las coberturas que necesitan.””

 

En otros casos, directamente no te aceptan, por ejemplo, Sanitas tiene una calculadora de seguro médico, hemos hecho el cálculo y si pones que tienes más de 75 años te dicen: “el titular no tiene una edad válida para contratar un seguro”:

¿Qué aseguradora te ofrece el mejor cuadro médico del mercado?

Vamos a hablar de los médicos y de las clínicas. Mucha gente cuando está pensando en contratar un seguro médico, piensa en las grandes compañías aseguradoras porque cree que trabajan con los mejores médicos. No vamos a decir que no sea así, pero la realidad es que prácticamente todas las aseguradoras trabajan con los mismos médicos, muchas clínicas de hecho te lo dicen en sus webs “trabajamos con todas las sociedades médicas”, es decir, que trabajan con todas las aseguradoras de salud. Es más, hay muchas aseguradoras que lo que hacen es subcontratar a otras empresas que gestionan cuadros médicos de “marca blanca”, por lo que hay muchos seguros que comparten al mismo proveedor de cuadro médico.

¿En qué condiciones están trabajando los médicos con las compañías aseguradoras?

Si preguntas a una persona que tiene un seguro médico, te suelen decir que cuando acudes a un especialista a través del seguro, te suelen despachar bastante rapidito. Esto ocurre mucho también cuando te prescriben por ejemplo 10 sesiones de fisioterapia, suelen darte sesiones de no más de 10 minutos de terapia manual. Sin embargo, cuando vas directamente a la clínica sin un seguro médico privado, la atención que te prestan es completamente diferente, te dedican más tiempo, te escuchan más tiempo, te explican mejor la situación, y en el caso de las sesiones de fisioterapia duran incluso 3 veces más. ¿Por qué ocurre esto?

Es muy simple, el seguro médico privado lleva mucho tiempo apretando en los precios a las clínicas y médicos privados, hasta el punto de que el precio que percibe un médico privado por parte de una aseguradora llega a ser incluso de 8€ por paciente. Ocurre lo mismo con las sesiones de fisioterapia, por cada sesión de fisioterapia la clínica puede percibir entorno a los 4€ por sesión. Las condiciones de los seguros médicos privados obligan en muchos casos a la clínica a tener que reducir la calidad y los tiempos de atención para atender a un gran volumen de pacientes, y es por ello que a mucha gente le da la sensación de que cuando va al médico a través del seguro le atienden con demasiada rapidez.

El problema es que las clínicas dependen de los seguros médicos privados porque les aportan una cantidad muy importante de pacientes todos los meses. Sin embargo, nos encontramos algunos médicos que dicen que sólo atienden a pacientes particulares y que no trabajan con seguros. Esto sólo se lo pueden permitir aquellos médicos que tienen un mayor prestigio, a estos especialistas no podrás acceder a través de tu seguro.

¿Un seguro médico privado te cubre todos los servicios de salud?

Mucho ojo porque los seguros médicos privados no te cubren todos los temas relativos a tu salud y a la de tus familiares que tengas asegurados.

El otro día un amigo que tiene un seguro médico de los más conocidos, tuvo que operarse de un varicocele. El Urólogo le comentaba que hay dos técnicas de operación, la tradicional con bisturí y aguja, y otra, más moderna y menos intrusiva gracias al desarrollo de una técnica láser. El urólogo le recomendó la técnica láser, el problema es que el seguro sólo le cubría la técnica convencional, si quería operarse con la mejor técnica tenía que pagar por separado un precio de 600€ adicionales, se trata de una práctica habitual del seguro de salud. Otros servicios no te suelen cubrir como por ejemplo los tratamientos dentales, los tratamientos podológicos, fisioterapéuticos salvo expresa prescripción, o los análisis genéticos para la prevención de cáncer.

En el ejemplo que puedes ver a continuación lo hemos obtenido a través de la calculadora del precio de un seguro médico de Sanitas  . Hemos calculado la cuota mensual para una persona de 41 años, como podéis ver sale a pagar un precio mensual entre 34,90€ y 57,13€ que por cierto, el precio contiene un asterisco, y en la opción más económica sólo te incluyen las consultas médicas y las pruebas diagnósticas, es decir, no te cubren ningún tipo de intervención ni tratamiento. Además vemos que aparte de esta cuota tendrás que pagar una parte en concepto de “copago” al precio establecido cada vez que vayas al médico. ¿Quieres saber qué es el “copago”? ¡Sigue leyendo!

cuota-seguro-medico-privado-persona-joven

También hemos hecho el cálculo para una persona de 70 años sin ninguna enfermedad ni problema de salud. Aquí puedes ver los resultados, mayor precio y con copago:

cuota-seguro-medico-privado-persona-mayor

Casi todas las aseguradoras tienen sus propias calculadoras para conocer el precio del seguro, puedes hacer la comparativa con la calculadora de Adeslas y con la de ASISA, ¡pero todavía no! Sigue leyendo porque ahora viene lo más interesante.

¿Qué es lo que más valoran las personas que tienen un seguro médico?

Cuando hablas con la gente y les preguntas qué es lo que más valoran de los seguros médicos privados, casi todos te dan una palabra. ¿Sólo una? Si, sólo una, ¿quieres saber cuál es? LA RAPIDEZ. El problema es que la rapidez no es una característica de un seguro de salud, la rapidez en la atención sanitaria, o lo que es lo mismo no tener que sufrir listas de espera, es una cualidad de la Sanidad Privada en general, es decir de las clínicas, centros médicos y hospitales privados. La característica de un seguro como tal debería de ser la seguridad, la seguridad de que si te tienen que operar a corazón abierto, ojalá que no, no tengas que pagar de tu bolsillo los costes de todo el equipo médico, de la anestesia, de las complicaciones, del post operatorio y de la hospitalización. ¿Y por qué cuando preguntas a la gente no te mencionan la “seguridad”? Muy sencillo, porque en España toda la población tiene la seguridad social, que funciona muy bien para temas urgentes y muy importantes. Es más, mucha gente que tiene un seguro médico privado, cuando de verdad tiene algo de gravedad, se acaba yendo al hospital público porque le transmite más confianza el saber que pueden tener los mejores medios.

¿Y qué es lo que menos valoran las personas que tienen un seguro médico? ¿Tú que crees?

Es bastante obvio, EL PRECIO. Lo que menos gusta de los seguros médicos es su precio, muchas veces hemos oído “estoy cansado de pagar 60€ al mes por mi seguro (que es un precio de 720€ al año) y sólo voy 2 veces al año al médico”, fíjate que esta persona está pagando un precio de 360€ por cada consulta médica más el copago establecido, y el día que tenga un tema de gravedad, probablemente se irá a que le traten en la seguridad social. El seguro médico se sostiene por aquellos que no acuden nunca o casi nunca al médico.

CONCLUSIONES

  • Las aseguradoras están provocando una disminución de la calidad en la atención médica en la sanidad privada
  • Existen colectivos como pacientes crónicos o personas mayores que quedan excluidos de las prestaciones de las aseguradoras.
  • Cuanto más barata te sale la cuota mensual del seguro menos prestaciones tienes, y viceversa, cuanto mayor sea el precio del seguro.
  • En España todas las personas tienen garantizada la atención sanitaria a través de la seguridad social.
  • A cambio de una cuota fija que va aumentando de precio con el paso de los años, el seguro médico privado te ofrece rapidez y comodidad para acceder a la sanidad privada.
  • Existen otras soluciones para acceder a la sanidad privada de forma rápida y sin necesidad de pagar cuotas fijas mensuales: medicheck.eu

 

Si quieres seguir leyendo sobre los seguros y quieres saber qué modalidades de seguros de salud existen en el mercado (copago, sin copago, con carencia, sin carencia,…), te recomiendo que leas el siguiente artículo: modalidades de seguros de salud